Pese a las notables grietas que se pueden observar en la fachada principal y espadaña de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, según fuentes consultadas por Melilla Cofrade, no se han producido daños que pongan en riesgo la estructura del edificio.

Hace varias semanas, se puso en conocimiento de la consejería de Infraestructuras el estado de la espadaña y la fachada principal elevando la situación a los arquitectos y técnicos de la ciudad. Mientras la Vicaría Episcopal recibe el informe de la consejería, se ha cercado la zona para evitar que los vecinos y viandantes circulen por las proximidades del edificio a fin de evitar cualquier tipo de daños por desprendimientos.

Las fuentes consultadas por Melilla Cofrade afirman que si bien ya existían algunas grietas detectadas en su día a razón del terremoto del 2016, los continuos movimientos sísmicos y las lluvias torrenciales de la pasada semana, éstas se han acusado y han aparecido nuevas. «No hay riesgo en la estructura del edificio» destacan, ya que «se siguen celebrando cultos y Misa», y para ello se ha habilitado la entrada lateral de la Parroquia, por la calle General Castaños.